Autoedición de su libro: Guía para autores

Abr 5, 2023 | Blog

La importancia de editar su libro

Escribir un libro puede ser desalentador; el verdadero reto empieza cuando se termina de escribir y comienza el proceso de edición. Revisar y corregir su trabajo es fundamental si quiere que su libro sea claro, conciso y sin errores. La edición también es esencial para garantizar que su libro no confunda a sus lectores y les haga hacerse preguntas, lo que podría conducir a un menor éxito. Aunque es crucial, el proceso de edición puede resultar abrumador. Esta guía le ayudará a lo largo del proceso, desde la recopilación de comentarios hasta la corrección y el pulido, así como con consejos y trucos para que su libro sea lo mejor posible. Una edición adecuada hace que su libro tenga más probabilidades de ser recomendado a otras personas y de lograr mayores ventas, publicidad y éxito.

Tómate un descanso

Puede que te sientas como en una rueda de hámster cuando te adentras en el proceso de edición. Estás en mitad del proyecto, hay mucho que hacer y, de repente, no ves el final a la vista. Puede que merezca la pena tomarse un descanso si se siente abrumado. Da un paseo, haz un viaje, haz algo que te permita despejar la mente y prepárate para volver a la carga, renovado y motivado. Descubrirás que tienes una mejor perspectiva cuando vuelvas a tu trabajo.

Lea su trabajo en voz alta

Leer en voz alta mientras corriges tu trabajo es una forma estupenda de encontrar errores en tu redacción. Te permite escuchar tu trabajo como si lo estuviera leyendo otra persona, lo que puede ayudarte a detectar erratas y signos de puntuación incorrectos. Además, la lectura en voz alta puede ayudarle a detectar frases con demasiada palabrería o secciones que podrían reescribirse para mayor claridad. Por último, puede ayudarle a descubrir errores en la estructura de las frases, como las oraciones atropelladas.

Perfile sus ediciones

La corrección no se limita a corregir errores ortográficos y gramaticales, sino que también mejora la calidad del trabajo. Para asegurarse de que todo se aborda, es buena idea esbozar los cambios que quiere hacer. Después, mientras lee, tome nota de todo lo que necesite corrección. Haga un artículo separado para cada cambio. Por ejemplo, si una sección es demasiado larga, márquela como primer elemento. Si hay un error ortográfico, que sea el segundo punto. Un error gramatical podría ser el siguiente, y reformular una frase podría ser el cuarto. Un esquema te ayuda a ver lo que tienes que hacer y puede ayudarte a avanzar más rápido en la edición.

Comprobar la exactitud

Cuando edite su libro, asegúrese de comprobar su exactitud. Esto implica verificar hechos, cifras y datos para asegurarse de que son correctos y están actualizados. Investigar en fuentes externas y consultar a expertos puede aportar información adicional. Por último, asegúrese de que las fuentes son fiables y actuales. Si incluyes información falsa o desactualizada en tu trabajo, quedarás mal como escritor.

Haga que otra persona lea su trabajo

Cuando llegue al final del proceso de edición, considere la posibilidad de que otra persona lea su trabajo. Puede ser útil obtener una nueva perspectiva de tu trabajo, aunque ya lo hayas editado. Por supuesto, con el tiempo puedes contratar a un corrector, pero pedir a familiares y amigos que lean tu trabajo es un buen comienzo. Contar con un nuevo par de ojos que revisen su trabajo es una forma estupenda de hacerse una idea real de la facilidad de comprensión de su trabajo y de ayudarle a identificar los puntos en los que su información no es clara.

Editar por coherencia

A la hora de editar su obra, también merece la pena fijarse en el estilo general del libro. ¿Es coherente con su marca? ¿Son coherentes los títulos, subtítulos y nombres de los capítulos? Compruebe si hay incoherencias ortográficas, gramaticales, de puntuación o de uso de mayúsculas. Si su marca es coherente, sus lectores la reconocerán y será más probable que lean su trabajo. También puede ser útil fijarse en la longitud de los capítulos y secciones. Si tiene capítulos o secciones especialmente largos, considere la posibilidad de dividirlos en trozos más pequeños para que los lectores puedan seguir la información más fácilmente.

Formatee su trabajo

Tanto si piensa autopublicarse como trabajar con una editorial, es importante tener en cuenta el formato antes de iniciar el proceso de publicación. La mayoría de las editoriales le darán directrices sobre cómo les gustaría que formateara su trabajo, pero si no facilitan especificaciones, la mejor práctica es utilizar un tipo de letra serif de 12 puntos, a doble espacio y márgenes de una pulgada con números de página.

Nota: nosotros no exigimos un formato especial, pero muchas editoriales sí.

Editar un libro puede ser un reto y resultar tedioso, pero es importante recordar que lo que se está haciendo es mejorar la obra.

Ready to Get Started?

Download Our Free Writer’s Guide Now!