Cuidado con las editoriales: 8 señales de alarma

Nov 29, 2023 | Blog

Señales de alarma para autores que buscan editor

En el salvaje mundo de la publicación de libros, los autores novatos pueden sentirse abrumados con facilidad. No hay que precipitarse a la hora de encontrar el editor adecuado, y es fundamental tomar esta decisión con cautela. Aunque existen numerosas editoriales de renombre en el panorama literario, también hay algunas que buscan aprovecharse de los autores. Siga leyendo para ver una lista de señales de alarma a las que debe prestar atención durante su búsqueda de editor.

1. Falta de transparencia

Un proceso editorial transparente es vital para cualquier relación entre autor y editor. Si una editorial potencial se muestra evasiva o poco dispuesta a ofrecer detalles claros sobre su proceso de publicación, derechos de autor, planes de marketing o condiciones contractuales, es hora de mostrarse escéptico. Un editor legítimo debe ser abierto y honesto en todos los aspectos del proceso de publicación. Los contratos deben ser claros y no dejarle con más preguntas que respuestas. Los autores deben saber exactamente lo que reciben, no verse sorprendidos con costes ocultos.

2. Mala reputación

Investigar la reputación de una editorial es esencial. Busque reseñas, testimonios y experiencias de autores en Internet. Preste atención a las reseñas negativas, quejas o historias de autores que hayan tenido una mala experiencia con la editorial. Un patrón de autores insatisfechos es una importante señal de alarma. Consulte el sitio web Writer Beware, que recopila información sobre estafas y prácticas cuestionables o directamente inaceptables en el sector editorial, incluidos los agentes y editores de los que debe mantenerse alejado.

3. Promesas poco realistas

Desconfíe de los editores que le hacen promesas poco realistas, como garantizarle el estatus de bestseller o un gran éxito económico. Aunque los editores deben mostrarse entusiasmados con su trabajo, unas pretensiones demasiado ambiciosas pueden indicar falta de honradez o un intento de atraerle hacia un contrato. Las editoriales nunca deben garantizar las ventas de un libro ni prometerte que entrarás en listas codiciadas. Si un editor le convence de que su libro está destinado a ganar un Pulitzer, probablemente debería salir corriendo.

4. Falta de profesionalidad

La profesionalidad es un término muy amplio, pero abarca muchas áreas importantes en la búsqueda de editor. Debe elegir una editorial cuya imagen de futuro le haga sentirse orgulloso, no escéptico. Busque cosas como un sitio web bien diseñado (¡sin fallas!) y diseños de portada de calidad. Debería venirnos a la mente la vieja frase: «Obtienes lo que pagas». Del mismo modo, cualquier comunicación que tenga con el editor debe ser oportuna y profesional. ¿Hace mucho que no te responden? Bandera roja.

5. Sin aportación del autor

Las editoriales tienen la última palabra en lo que respecta a las decisiones creativas en el proceso de producción de un libro, pero eso no significa que los autores no deban aportar su granito de arena. Al fin y al cabo, los autores deben estar contentos con el envoltorio de sus libros, por lo que es importante que sientan que su voz es escuchada. La edición puede ser colaborativa y el control no tiene por qué ser unilateral. Pregunte a su posible editor cuánto tienen en cuenta las opiniones de los autores a la hora de titular y diseñar sus libros.

6. Edición y corrección inadecuadas

La edición es una parte crucial del proceso de publicación. Si un editor está dispuesto a aceptar su manuscrito sin editarlo o corregirlo a fondo, es una clara señal de alarma. Una editorial debe contar con un equipo editorial especializado que garantice la calidad de su trabajo. Compruebe si la edición forma parte de su contrato de edición: no debería tener que pagar más por los servicios de edición.

7. Distribución y comercialización limitadas

Un buen editor debe tener un plan sólido para la distribución y comercialización de su libro. Si el editor es impreciso sobre su estrategia de marketing, tiene canales de distribución limitados o espera que usted mismo se encargue de la mayor parte del marketing, es una señal de advertencia. Asegúrese de que su editor se compromete a promocionar su obra y a llegar a un público amplio. Pero tenga cuidado con las falsas promesas, como que le digan que su libro recibirá un trato especial con respecto a otros.

8. Poco historial

Todos los editores tienen que empezar por algún sitio, pero eso no significa que usted quiera ser su conejillo de indias. Es posible que las editoriales pequeñas o nuevas no tengan la experiencia o los contactos que usted desea para su libro. Considere la posibilidad de elegir una editorial que tenga un historial probado y testimonios de clientes anteriores, de los que podrá recabar información valiosa para tomar su decisión. Después de todo, no querrá perder tiempo ni dinero en algo que puede fracasar.

 

Elegir la editorial adecuada es un paso fundamental en su trayectoria como autor. Aunque el mundo editorial ofrece muchas oportunidades, es esencial estar alerta y reconocer las banderas rojas que pueden indicar un editor dudoso. Manteniéndose informado y actuando con la diligencia debida, puede proteger su trabajo, su reputación y la inversión en sus escritos. Busque siempre asesoramiento profesional y consulte con otros autores para tomar una decisión informada a la hora de elegir editorial. Recuerde que una editorial de renombre apoyará sus aspiraciones de escritor y le ayudará a alcanzar sus metas en el mundo literario.

Ready to Get Started?

Download Our Free Writer’s Guide Now!